Cómo analizar el agua de la piscina

Para poder mantener el agua de la piscina en perfectas condiciones es imprescindible un correcto tratamiento de la misma. Y tan importante es tratarla como analizarla, ya que un buen análisis de ciertos parámetros, permitirá ajustar el tratamiento del agua centrando los esfuerzos y recursos allí donde realmente hace falta.

Los parámetros del agua de la piscina son muy susceptibles a cambios: Los días de lluvia, por ejemplo, añaden a la piscina agua con gran concentración de partículas en suspensión en el aire. En cambio, los días de fuerte calor el agua se evapora con mayor rapidez y eso hace que varíe la proporción de agua tratada y agua nueva de reposición. Al rellenar la piscina se debe analizar inmediatamente. Entra en Tuandco.com y encuentra el sistema de análisis que necesitas.

Existen diferentes métodos para analizar el agua de la piscina:

Analizador de piscina con reactivos

Analizadores con reactivo: Son los analizadores más utilizados debido a su sencillez y bajo precio. Basta con tomar una muestra del agua con una probeta y añadir la solución reactiva indicada para el parámetro que se quiera analizar. El agua se volverá de un color que hay que comparar con la tabla que incorpora el analizador. No es un método extremadamente preciso pero para el análisis de una piscina doméstica es más que suficiente.

07397_kit_analisis_salinidad_piscina

Tiras analíticas: El principio es el mismo que el anterior pero la manera de llevarlo a cabo diferente. En este caso se sumerge la tira directamente en el agua y esta misma es la que cambia de color al estar impregnada de la solución reactiva. El color de la tira hay que compararlo con la tabla proporcionada por el fabricante.

 

analizador de piscina digital

Analizadores digitales: Son más fáciles de usar y más precisos. Se sumergen directamente en el agua y el aparato da una lectura precisa del parámetro seleccionado. Existen analizadores que darán mediciones de varios parámetros o de uno solo, dependerá de un modelo u otro.

 

A continuación listamos los parámetros importantes a tener en cuenta a la hora de analizar el agua de la piscina:

pH: Es vital controlarlo. El pH es el indicador que mide la acidez o basicidad del agua, una característica química de la que dependerá cómo reaccionan todos los productos químicos que se usen para el tratamiento del agua de la piscina. Se considera que el agua es ”neutra” cuando el nivel de pH es entre 7,2 y 7,6. Si está fuera de estos valores habrá que regularlo con productos químicos específicos. Es recomendable hacer el análisis a diario y regularlo en caso necesario para evitar problemas con el agua de la piscina.

Cloro: Hay que diferenciar los diferentes tipos de cloro que se pueden encontrar en el agua de la piscina.

  • Cloro libre: Es el responsable de la eliminación de los microorganismos presentes en el agua, este se agota cuando ha cumplido su función y desaparece.
  • Cloro residual libre: Es la fracción de cloro libre que queda después de haber eliminado los microorganismos presentes en el agua y su función es eliminar los microorganismos que puedan llegar al cabo de unos pocos días.
  • Cloro residual: Es la fracción de cloro que queda presente en el agua, la cual no aporta nada a la desinfección. Esta fracción es la causante de la irritación de ojos y mucosas, así como del olor característico que desprende el agua.

Dureza: La dureza mide la cantidad de cal presente en el agua. Al igual que en la vivienda, la cal en la piscina puede causar inconvenientes. La cal se deposita y se incrusta en las paredes dejando marcas blancas. Al adherirse a las tuberías y a los diferentes elementos que componen el conjunto de la piscina, puede deteriorarlos e impedir su buen funcionamiento.

Mineralización: La presencia o no de minerales en el agua puede ocasionar más de un problema. Un agua con poca mineralización provocará corrosión en los elementos metálicos del vaso de la piscina, ya que el agua tiende a reaccionar con el medio para  nutrirse de minerales. En caso de tener un elevado nivel de minerales en suspensión se notará por el sabor y el fuerte olor. Además, aumentará la conductividad eléctrica del agua.

.
.
.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies